viernes, 18 de septiembre de 2009

PERVIVENCIA DEL SUEÑO (1)


(Hiperbreve por entregas (1). Parte II)




El plato de la ducha se pobló de un color sangre. Como si el agua, teñida de rojo, se esforzarse por quedar fuertemente fijada a la loza, evitando así desaparecer por el desagüe, su destino natural. Le pareció que eso era algo semejante a una visión premonitoria. Y, desde entonces, ya vivió en un permanente estado de sobreaviso. Con el miedo convertido en calambres que le agarrotaban sus miembros. Y a esa circunstancia achacaba todas sus enfermedades. O lo hacía a propósito para ocultar cualquiera de sus otras posibilidades. Ante nosotros. Él lo sabía.
(Dibujo: Ramón Acín. "Fundación Ramón Acín"),

No hay comentarios:

Publicar un comentario